MUERTE DE UN VIAJANTE

Muerte-de-un-viajante_50x70

 

Horarios de funciones:

Jueves, 26 de mayo, a las 20.00 h.  

Viernes, 27 de mayo, a las 20.00h.

Sábado, 28 de mayo, a las 20.00 h.

Domingo, 29 de mayo, a las 19.00 h. 

Duración: 110 minutos
Espectáculo recomendado para todos los públicos

Precios: de 5 a 25 €

 

 

MUERTE DE UN VIAJANTE

OKAPI PRODUCCIONES

SINOPSIS

Willy Loman es un viajante de comercio que ha entregado todo su esfuerzo y su carrera profesional a la empresa para la que trabaja. Su único objetivo es darle una vida mejor a su familia, su mujer y a sus dos hijos, que le adoran y a los que quiere inculcarles la ambición por triunfar y progresar en la escala social. Trabajador infatigable, ahora, con sesenta y tres años, exhausto y agotado tras una vida sin descanso, ve cómo su posición en la empresa se tambalea. Sus ventas ya no son las que eran y su productividad cae en picado, lo que provoca que la relación con sus jefes se haga insostenible. Su matrimonio tampoco va bien, y la relación con sus hijos esconde un antiguo secreto que les llena de resentimiento y que amenaza con destrozar la estabilidad familiar. Todo ello le lleva a una espiral de depresión y autodestrucción, en la que su único apoyo es su abnegada esposa, la única que parece entenderle. A medida que se complican los acontecimientos y sus sueños se desvanecen, todo se precipita hacia un final trágico al que el vencido viajante parece inexorablemente abocado.

La crueldad de un capitalismo salvaje en el que ser humano sólo vale lo que sea capaz de producir, la frustración por los sueños no cumplidos, la incapacidad de padres e hijos para expresarse su amor, las complejas relaciones de pareja, y la necesidad de triunfar y ser aceptado por los demás, son los ejes sobre los que pivota esta obra maestra de la dramaturgia contemporánea, una demoledora reflexión sobre el ser humano que, como buen clásico, resulta tan actual hoy como cuando se escribió a mediados del siglo pasado.

Desde su estreno el 10 de febrero de 1949 en el Teatro Morosco de Broadway (Nueva York), bajo la dirección del gran realizador Elia Kazan, está considerada la obra cumbre de Arthur Miller quien creó al personaje de Willy Loman para denunciar la estafa del sueño americano. Loman representa como nadie, la cruz de la inmensa mayoría contagiada por la búsqueda del éxito en la tierra prometida de ese universo norteamericano, formado por el sudor y la sangre de sus pioneros. El protagonista, sin dinero ni trabajo, el viajante de profesión continúa cegado por esa ridícula ambición que tanto ha querido inculcar a sus propios hijos, los cuales le responden de forma dispar. El menor, Happy, lo intenta sin obtener la aprobación de su padre. En contraposición, el mayor, Biff, al que el rencor hacia su padre queda latente por un oscuro secreto del pasado, le empuja hacia una vida sin oficio ni beneficio.

La fuerza de la historia que cuenta Muerte de un Viajante reside tanto en lo que se cuenta como en la manera de contarlo. La pieza nos relata las últimas veinticuatro horas en la vida de un viajante de sesenta y tres años; regresa a casa destrozado de un viaje imposible, de un trabajo que no llego a finalizar y con una sensación de querer dejarlo todo, de finalizar su vida. Apela al subsidio de la paga de su pensión para quitarse del medio y para que su familia pueda tener una vida mejor. Se considera fracasado y comienza a pensar que es más valioso muerto que vivo. Un personaje que no te deja indiferente y con el que uno sueña cuando cuenta con la edad adecuada para interpretarlo. Según sus palabras, Posiblemente el personaje de Willy Loman sea el reto más importante de mi carrera, comenta Imanol Arias. Y es que Muerte de un Viajante cuenta con un magistral retrato de unos personajes que, siendo portavoces de una época, son por encima de todo únicos y singulares, en una atmósfera onírica, inquietante y emotiva, magníficamente escenificada por un elenco de lujo, encabezado por Imanol Arias en un duelo interpretativo con su hijo Jon Arias, acompañados por un elenco que cuenta, entre otros, con la zaragozana Cristina de Inza en el papel de Linda, la abnegada esposa del protagonista; todos bajo la dirección del argentino Rubén Szuchmacher, uno de los grandes maestros de la escena internacional.


Muerte de un Viajante, de Arthur Miller, a partir de una adaptación de Natalio Grueso


REPARTO

Imanol Arias

Jon Arias

Miguel Uribe

Fran Calvo

Cristina de Inza

Virginia Flores

Carlos Serrano-Clark

 

EQUIPO ARTÍSTICO

Escenografía y vestuario   Jorge Ferrari

Iluminación   Felipe Ramos

Espacio sonoro   Bárbara Togander

Fotografía   Javier Naval

 

 

 

DIRECCIÓN

Rubén Szuchmacher

 

Muerte de un Viajante, es una producción de José Velasco para OKAPI PRODUCCIONES

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

2022 mayo

Semana 6

Lun 25
Mar 26
Mié 27
Jue 28
Vie 29
Sáb 30
Dom 1
Lun 2
Mar 3
Mié 4
Jue 5
Vie 6
Sáb 7
Dom 8
Lun 9
Mar 10
Mié 11
Jue 12
Vie 13
Sáb 14
Dom 15
Lun 16
Mar 17
Mié 18
Jue 19
Vie 20
Sáb 21
Dom 22
Lun 23
Mar 24
Mié 25
Jue 26
Vie 27
Sáb 28
Dom 29
Lun 30
Mar 31
Mié 1
Jue 2
Vie 3
Sáb 4
Dom 5