NORMA

ÓPERA 2001 | OPÉRA DE MASSY

Sábado, 13 de abril, a las 19.00 h.

Domingo, 14 de abril, a las 18.00 h.

De 5 a 50€.
180 minutos.
No bonificada
Espectáculo recomendado para todos los públicos.

La Obra

NORMA, ópera lírica en dos actos, sobre un libreto de Felice Romani, con música de Vincenzo Bellini, basada en la tragedia Norma ou L’Infanticide de Alexandre Soumet, estrenada el 26 de diciembre de 1831 en el  Teatro La Scala de Milán. Versión original en italiano, con subtítulos en castellano.

NORMA, es una co-producción de ÓPERA 2001 / OPÉRA DE MASSY. Centre National d’Art Lyrique

Norma

Sinópsis

Considerada como una obra maestra de la tradición belcantista, La acción se sitúa en Galia, después de la invasión romana. Norma, una sacerdotisa de los druidas, se encuentra dividida entre el servicio a su dios y a su pueblo y un idilio romántico por un pro-cónsul romano, Polión, con el que ha tenido dos hijos. Su amor por él hace que intente acallar la rebelión en Roma, esperando conseguir la paz entre los pueblos y así no perder a su amado. Sin embargo, Polión se enamora de Adalgisa, otra sacerdotisa druida. Por ello, Norma convence a los druidas de que ataquen Roma. El amor entre Norma y Polión resurge y ambos se ofrecen juntos como sacrificio a un trágico destino, arder en la hoguera.

Acto I
Sacerdotes y guerreros galos se reúnen en un bosque a la espera de que la sacerdotisa Norma de la orden de atacar a los romanos. Norma que está enamorada de Polión, gobernador romano de la Galia, pide la paz. Ella desconoce que su enamorado la está olvidando al fijarse en otra mujer, la también sacerdotisa Adalgisa. Ésta, presa de sus remordimientos, pues se debate entre su amor a Polión y sus votos ceremoniales, pide consejo a Norma. La sacerdotisa queda conmovida por su historia -que tanto se parece a la suya-, y puesto que no sabe el nombre del amado, exime de sus votos a Adalgisa. Cuando Norma se entera de que es su enamorado el que está ahora con Adalgisa, entra en cólera arrasando con todo.

Acto II
Norma pretende matar a sus hijos por despecho, pero en el último momento, es incapaz de cometer semejante crimen. Confía en el arrepentimiento de Polión, pero todos sus esfuerzos son en vano, razón por lo que finalmente da la orden de ataque contra los romanos. Según la tradición, Polión ha de ser sacrificado a los dioses, pero Norma, que no se resiste a perderlo, trata de convencerlo buscando así una justificación para perdonarle. Polión no quiere abandonar su nuevo amor. Por este motivo, Norma que se ve envuelta en un sin fin de sentimientos contradictorios, debatiéndose entre la lealtad a su pueblo, el amor a su pretendiente romano y sus remordimientos por haber traicionado sus votos, decide acusarse de traición, revelando a al pueblo su deslealtad y ser ella la que vaya a la hoguera de los sacrificios. Polión al ver la actitud de Norma se vuelve a enamorar locamente de ella y la acompaña al sacrificio. Ambos suben de la mano a la hoguera.

CARACTERÍSTICAS DE UNA ÓPERA SINGULAR
El Romanticismo por contraposición al Clasicismo, que confiere prioridad a los sentimientos, renovando los conceptos historicistas. Per esta ocasión, en vez de en vez de regresar a la Antigüedad Clásica o al Renacimiento, vuelve sobre la Edad Media y las tradiciones de los pueblos pre-romanos. Esta circunstancia hace que, durante el primer tercio del siglo XIX se pongan de moda las novelas ambientadas en la Galia o en otros emplazamientos pre-romanos, considerados como los verdaderos orígenes distintivos del nuevo nacionalismo emergente en la sociedad de entonces. Por este motivo Alexandre Soumet, como otros escritores, se inspira en antiguas leyendas de estos pueblos y más concretamente en las leyendas Celtas en donde los druidas veneraban un árbol -el Ydraggsil-, el mismo al que hace referencia Richard Wagner en el Anillo del Nibelungo y del que Wotan corta su lanza como dios de la mitología nórdica. Bajo este árbol sagrado los Celtas realizaban sus reuniones y hacían sus sacrificios rituales. Felice Romani se inspirará en parte en todos estos hechos, pero en lugar de priorizar las guerras entre druidas y romanos, coloca la apasionada relación entre los dos amantes protagonistas, pertenecientes a diferentes culturas antagónicas, como hecho predominantemente romántico. Otra de las importantes referencias con respecto a la obra de Alexandre Soumet, es el verdadero papel de la mujer. Mientras en la obra del novelista, Norma termina asesinando a sus propios hijos, presa de una ataque de locura, la Norma de Bellini, es un personaje singular, con múltiples facetas (desde una sacerdotisa coherente con su devoción, una madre que ama a sus hijos, una mujer enamorada y pasional o una rival vengativa que es capaz de cualquier cosa por cumplir su objetivo). Toda una compleja trama de personalidades es lo que envuelve el personaje de Norma cuya solución final es la trágica muerte, pero no como castigo, sino como el final lógico de un personaje complejo ante un gravísimo conflicto de intereses.
La complejidad interpretativa del personaje unida a las dificultades vocales de una obra cumbre del bel canto, ha hecho a lo largo de su recorrido musical, que solo las verdaderamente grandes sopranos líricas de la historia, la hayan interpretado con la suficiente dignidad y acierto, tal es el caso de María Callas, Montserrat Caballé o Renata Scotto.

DIRECCIÓN:

DIRECCIÓN ARTÍSTICA:
Luis Miguel Lainz

DIRECCIÓN ESCÉNICA:
Aquilès Machado

DIRECCIÓN MUSICAL:
Martin Mázik / Constantin Rouist (Opéra de Massy).
Solistas y Orquesta de la Compañía Lírica Ópera 2001. 
Coro Lírico Siciliano

REPARTO:

David Baños / Haruo Kawakami (Tenor)
Viacheslav Strelkov (Bajo)
Chrystelle di Marco / Yeonjoo Park  (Soprano)
Rachele Raggiotti  / Olympia Hetherington (Mezzosoprano)
Leonora Ilieva (Soprano)
Marco Salvatti  (Tenor)

EQUIPO ARTÍSTICO:

Escenografía y vestuario:
Alfredo Troisi

Realización vestuario:
Sartoria Arrigo (Milano)

Calzado:
Calzature di Epoca (Milano)

Peluquería:
Artimagine (Napoli)

Fotografía:
Juan Vilaplana