JONDO

SEDA PRODUCCIONES | EDUARDO GUERRERO | SHARON FRIDMAN

Jueves, 1 de febrero, a las 20.00 h.

Viernes, 2 de febrero, a las 20.00 h.

Sábado, 3 de febrero, a las 20.00 h.

Domingo, 4 de febrero, a las 19.00 h.

De 5 a 25€.
105 minutos.
Espectáculo bonificado para la función del jueves 1 de febrero.
Espectáculo recomendado para todos los públicos.

La Obra

JONDO,  espectáculo de danza flamenca y contemporánea a partir de una idea original y dramaturgia con cinco cuadros, prólogo y epílogo, de Triana Lorite, inspirada en cinco personajes lorquianos.

Con la participación especial de Carmen Linares al cante.

Jondo

Sinopsis

Jondo es una historia de amor… Cinco cuadros de danza para cinco personajes de la literatura de Lorca que comparten, con el Cante Jondo, la tragedia sin destinatario y los derrames de su música que intervienen en la pena con quien observa y escucha esta expresión social y racial de orígenes borrosos, revueltos entre una queja de desdichas seculares, como el amor…

Cinco personajes, amantes sin ser amados: Rosita, Don Perlimplín, Mariana, Adela y El Director. Todos con un punto frágil en común: el desamor en el Jondo como antídoto de una inexistencia; como una extraña religión humanista que venera a la humanidad y al arte porque expresa lo más profundo; el grito desgarrador que libera y pone en valor las relaciones humanas; alguien canta y otros escuchan. La danza y la música son como el escueto objeto de perspectiva que alivia el dolor que también pertenece a la vida.

Jondo espectáculo compuesto por un prólogo, cinco cuadros y un epílogo, que presenta a cinco personajes lorquianos, todos con un punto frágil en común: el desamor en el Jondo como antídoto de una inexistencia. Personajes conscientes y comprometidos con el agnóstico reino lorquiano donde Don Perlimplín se suicida y Adela prefiere morir a no amar… Mariana es devorada por su propia resistencia; Rosita se olvida de sí misma y su impulso, y El Director ahora es un sincero robot del siglo pasado.

JONDO Y EL DESAMOR

Este concepto de profundidad, de mirar en los adentros, en las entrañas de los personajes lorquianos y en la estructurada defensa que hace Federico García Lorca del Cante Jondo, es nuestra partida, nuestra búsqueda, nuestra concepción de Lorca; en definitiva, nuestro espectáculo.

El amor en estos personajes es una condena preliminar. Los motivos que petrifican el consciente para oscurecer la voluntad, injusticias del corazón, la pérdida de libertad sin resistencia, se condensa en la síntesis del no ser amados. De todos los personajes y también los poemas elegidos de Lorca para crear Jondo son un misterio cosmogónico que, como un cofre enigmático, los hemos ido encontrando en nuestro proceso de creación. El espectáculo cuenta con una puesta en escena idealista del objetivo que movió al poeta y dramaturgo granadino para defender, ya no sólo el Cante Jondo, sino también la libertad y la propia autodeterminación en la vida.

En nuestro proceso de creación, hemos sentido esa emoción universal introspectiva, donde lo Jondo también es algo a lo que enfrentarse… Algo que, con el tiempo, los años y la distancia en uno mismo, en lo más profundo, se hace callo, convirtiéndose en una especie de místico subversivo de enorme peso emocional, más cerca del mito que del ser humano… Se trata pues, de un contacto con tu utópico interés, tu propia mirada fría hacia tus adentros, una enorme desnudez en los extremos como si fueses un impulso de abyección del último día que te mentiste.

Jondo es un profundo arte en batalla. No es un remiendo flamenco con peligro de convertirse en moda. Es un trabajo que ha involucrado nuestro ser, que ha unido a un equipo diverso en varias partes del mundo: Israel, Francia, Rumanía, Andalucía, Madrid… Es una propuesta escénica que nos ha traído a casa y nos ha hecho enfrentarnos a sentimientos puros, permitiéndonos madurar profundamente en el poco, pero intenso y exhausto tiempo que hemos tenido para realizar su creación.

PRÓLOGO
Danza contemporánea: El Corazón roto no se cura con analgésicos
Danza flamenca: Solo de Eduardo Guerrero por Bulería: Del Primer Llanto, del Primer Beso
Inspirado en el Primer concurso de Cante Jondo de Granada en 1922, arranca el ritual con una frase melodiosa -en español y hebreo- que Federico García Lorca pronunció en su conferencia sobre el Concurso del Jondo en Arquitectura del Cante Jondo.
Después la voz se detiene para dar paso a un silencio impresionante y medido.
y la seguriya se pierde, se escapa de las manos la vemos alejarse hacia un punto de pasión perfecta, donde el alma más dionisíaca no logra desembarcar…

CUADRO I. Rosita
Danza contemporánea: Marchita como las rosas que cultivaba.
Danza Flamenca: Caña y Palo. Dice Goethe que la vista es el más noble de los sentidos.
Inspirado en la obra de teatro Doña Rosita la Soltera. Es un instante donde Rosita ya ha llorado la espera de treinta años de un amor que nunca iba a volver; un recorrido en repetición durante toda la función para desembocar en el olvido… Cuando aparecen las Solteronas, con el palo flamenco Caña y Palo, para recordarle a Rosita que ella también está sola. Rosita ya es una mujer mordida por un lobo…

CUADRO II. Don Perlimplín
Danza contemporánea: Trío en Belisa
Danza Flamenca: Milonga. Un hombre subterráneo dentro de un cuerpo que no es suyo.
Inspirado en la obra teatral El Amor de Don Perlimplín y Belisa en su Jardín. Belisa antes de casarse con Don Perlimplín hace el amor con otros hombres. Don Perlimplín muerto de amor, los observa para compartir el peso de los cuernos que se convertirá en una herida que más tarde lo matará.

CUADRO III. Mariana
Danza contemporánea: Bata de Cola con tela de paracaídas beige tirando a blanco.
Danza Flamenca: Petenera. La Revolución se come a sus hijos.
Inspirado en la obra teatral Mariana Pineda. Mariana es la petenera que respira los últimos momentos, antes de morir… Ella amó por encima de la revolución; amó profundamente a un hombre que nunca la correspondió y amó la vida que se le escapa.

CUADRO IV. Adela
Danza contemporánea: La castración es la más conclusa y cruel de las tradiciones
Danza Flamenca: Zambra Granaina. Tangos. La Carrucha y la Mosca: La fiesta debe continuar.
Inspirada en la pieza teatral La Casa de Bernarda Alba, Adela acaba de hacer el amor con su amante, y él ha huido. Ella, desolada y desorientada, decide no vivir si su corazón y su cuerpo están atrapados en la más angustiosa de las condenas: la traición.

CUADRO V. El Director
Danza Flamenca: Liviana Serrana. Enrique y Gonzalo mientras todos miran como caballos.
Inspirada en la obra teatral lorquiana El Público, el personaje de El Director cuenta como Gonzalo y Enrique se aman a pesar de una sociedad intrusiva que los mira como si fuesen caballos…

EPÍLOGO
Danza Flamenca: Soleá de Eduardo Guerrero González
La síntesis del Jondo en el cuerpo desnudo de un bailarín que ha entregado todo por el arte, es el Jondo y es Lorca; es el final sincero y maduro de un hombre que vino a morir. El Guerrero marca el tiempo, los años y la distancia en uno mismo, lo más profundo se hace callo, y se convierte en una especie de místico subversivo de enorme peso emocional más cerca del mito que del ser humano.

Dirección:

DIRECCIÓN y CREACIÓN COREOGRÁFICA CONTEMPORÁNEA:
Sharon Fridman

DIRECCIÓN COREOGRAFÍA:
Eduardo Guerrero

Reparto:

COLABORACIÓN ESPECIAL AL CANTE:

Carmen Linares

BAILARINES 

Eduardo Guerrero
Mónica Prado
Clara Checa
Elsa del Mar Rivas
Irene Flores
Lorena Moreno
Nino González
Alejandro Fernández
Julián Jiménez

MÚSICOS
Manu Soto (cantaor)
Ana Salazar (cantaora / actriz)
Pino Losada (guitarra flamenca)
Jorge Moreno (Trombón)
Pablo García (batería)

Equipo artístico:

Espacio escénico / iluminación:
Sharon Fridman

Vestuario:
Nimrod Peled

Dirección y composición musical:
Pino Losada

Arreglos vocales:
Ana Salazar

Espacio sonoro:
Calde Ramírez

Sonido:
José Luis Salmerón Cheluis

Calzado:
Begoña Cervera

Atrezzo:
Santiago Jiménez (material de hierro) / Fabián Huertes

Asistentes / repetidores danza:
Sara Jiménez / Melania Olcida / Arthur Bernard Bazin

Coordinación escénica:
Emilio Goyanes

Fotografía:
Lucrecia Díaz

Fotografías de escena:
Palen

Diseño gráfico:
Juan Lorite

Dirección técnica:
Daniel Ortíz

Técnico iluminación:
Miguel Miñambres

Producción ejecutiva:
Hugo López Larrosa

Equipo producción:
Sara García / Pablo Villa / Carmen Bolaños / Santiago Jiménez (Cía. Eduardo Guerrero) / María Torrejón (Cía. Eduardo Guerrero) / Lola Ortíz de Lazagorta (Cía. Sharon Fridman)

Dirección producción:
Lope García